La depilación no es, ni de cerca, una preocupación reciente. Domiciano, emperador de la Roma antigua, no discriminaba entre hombres y mujeres a la hora de elegir a sus amantes, pero lo que no toleraba era que la pareja de turno hubiera olvidado depilarse. Los griegos y los egipcios también desarrollaron sus propios sistemas para eliminar el vello corporal en busca de comodidad, pulcritud y belleza.

 

En nuestros tiempos la depilación es por sobre todo una decisión personal, sin embargo, para muchas personas es indispensable. Una mujer se depila unas siete mil veces a lo largo de su vida. Un hombre puede dedicar más de tres mil horas de su vida solo a afeitarse. Ante estas cifras, ¿no crees que un buen sistema de depilación definitiva sería una verdadera solución? Conoce algunos de los más populares y elige el tuyo.

 

 

Depilación con Láser de Diodo

 

El láser de diodo es un sistema de depilación que se aplica con una máquina altamente precisa, que funciona gracias a pequeños diodos y semiconductores, que, en conjunto, dan forma a un haz de luz. Como tiene una longitud de onda mayor a la de otras opciones de depilación, penetra con mayor profundidad la piel de la zona tratada, por lo que funciona muy bien en personas de piel más oscura o vellos más gruesos.

 

El láser de diodo se caracteriza fundamentalmente por tener una longitud de onda más larga que las otras opciones disponibles en el mercado, de manera que penetra algo más en la piel, por lo que está especialmente indicado para pieles más oscuras o para vello más grueso y profundo. También es apto para pieles más claras, siempre y cuando el vello sea grueso o mediano.

 

Su tecnología fue desarrollada para aplicarse en partes del cuerpo de gran extensión, como la espalda o el pecho. Esto posiciona a la depilación con láser de diodo como la favorita entre los hombres.

 

Si bien es un tratamiento seguro y sin dolor, en algunos casos puede causar pequeñas quemaduras, enrojecimiento o decoloración de la piel, riesgos que se minimizan si el tratamiento es aplicado por profesionales competentes. Como requiere rasurar la piel antes de las sesiones, no es el más indicado para la depilación facial.

 

 

Depilación con Láser Alexandrita

 

El láser Alexandrita funciona con una longitud de onda de 755nm, dentro del espectro infrarrojo de luz. Dicha longitud de onda puede ser bien absorbida por la melanina, que es el pigmento que da color a la piel y el pelo, y los folículos pilosos, por lo que consigue debilitar el vello sin afectar a los tejidos que le rodean.

 

Este sistema es uno de los más seguros, rápidos y efectivos, y aunque da resultado desde pieles claras hasta tonos morenos, funciona mejor en pieles claras. De hecho, el láser Alexandrita funciona incluso en pieles albinas o con pecas, en las que otros métodos de depilación láser no dan buenos resultados.

 

Una de sus ventajas es que requiere menores tiempos de tratamiento, además de actuar en vellos más finos y poder abarcar grandes zonas de piel.

 

 

Depilación con GentleLase Pro

 

Es una reinvención del láser Alexandrita, que incorpora nuevos avances tecnológicos para brindar una mejor experiencia al usuario. Es más rápido, pues incorpora una frecuencia de repetición mejorada, acortando la duración del tratamiento y permitiendo una mayor flexibilidad; pues al extender la duración del pulso se adapta mejor a todos los tonos de la piel y a los distintos colores y espesores de los vellos. El único limitante es para pieles bronceadas. Además incorpora dos sistemas de enfriamiento avanzados que protegen la piel del paciente.

 

 

Depilación con Luz Pulsada Intensa o IPL

 

La depilación con luz pulsada intensa, conocida también como fotodepilación, es un tipo de tecnología distinto al láser, que se vale de la luz policromática (es decir, de varios colores) para eliminar los folículos pilosos, o en otras palabras, las raíces de los vellos.

 

Su espectro de luz alcanza un rango mucho mayor que los utilizados por los sistemas de depilación láser, por lo que requiere el uso de filtros para recortar este rango y concentrarse en los folículos especiales de la piel a tratar.

 

Este método de depilación ha ganado una gran popularidad en los últimos años, pues se trata de un sistema indoloro y trabaja con una alta eficacia en pieles más oscuras.