Pobre marzo. Debe ser el mes más repudiado de los doce que componen el año, incluso más que diciembre, porque este, aunque implica gastos, también incluye celebraciones. En cambio marzo pareciera no tener ni el más mínimo lado amable, ni para los “veranistas” que ven irse el calor, ni para los escolares que vuelven a los uniformes, ni mucho menos para los automovilistas que insisten en dejar el pago de la patente para última hora. Pero como no hay plazo que no se cumpla ni marzo que se retrase, lo mejor es ponerle buena cara. Acá encontramos al menos diez razones para tomarle cariño a este maltratado mes:

  1. 1.       Vuelves feliz y relajado de las vacaciones

No importa si hiciste un gran viaje o si aprovechaste de descansar en casa, después de unas merecidas vacaciones la vida se enfrenta con una actitud mucho más positiva y depende de ti que ese impulso perdure.

  1. 2.       Comienzas de cero y con nuevas energías los proyectos para 2018

Si el año pasado no te animaste con el gimnasio, dejaste a medias ese curso de idiomas o abandonaste un taller de artes, marzo es el mejor momento para retomar actividades de crecimiento personal y profesional.

  1. 3.       Vuelves a ver a tus amigos que estaban dispersos por las vacaciones. Juntarse todos ya no es tan complicado

¿Hace cuánto que no tienen una reunión en la que pueda participar todo el grupo? Ya no hay excusas, porque por fin todos están en la ciudad, sin largas distancias que los separen.

  1. 4.       Si tienes hijos, ellos vuelven al colegio y, aunque suene un poco malvado, eso es más tiempo de paz para ti

En realidad no tiene nada de malo. Sabemos que adoras a tus hijos, pero no puedes negar que se agradece un poco de calma y silencio mientras ellos están en clases.

  1. 5.       ¿Alguien dijo calor? Cada vez se vuelve un poco más soportable

Bueno, hay quienes dicen que el mundo se divide en “inviernistas” y “veranistas”, pero para todos es un alivio que el sol despiadado empiece a dar una tregua.

  1. 6.       Porque… empieza el otoño, y con él las calles se llenan de hermosas postales

Así es. Las hojas caen y forman pequeñas alfombras en las veredas,  y los colores anaranjados, amarillos y marrones renuevan el paisaje de la ciudad, mientras el clima invita a disfrutar un café bien conversado.

  1. 7.       Es la ocasión ideal para empezar una dieta. (Aunque no la termines)

Ay, las dietas… Como quedan atrás las tentaciones del verano y toca organizar la rutina, al menos es más fácil seguir una alimentación saludable y sin tantos excesos. ¿Sabías que en marzo empieza la temporada de kiwis, apio, alcachofas, naranjas y muchos otros deliciosos y sanos alimentos?

  1. 8.       Se celebra el día internacional de la mujer

Si eres mujer, tendrás un día de detalles y regaloneos. Si eres hombre, te puedes unir a la celebración y quedar como rey.

  1. 9.       Las vacaciones recién terminadas te inspiraron para empezar a soñar las próximas

¡Seguro que se te ocurrió otro plan o destino para el verano de 2019! Pues bien, si empiezas a planificarlo en marzo será un sueño mucho más fácil de alcanzar.

  1. 10.   El 30 y el 31 son feriados por Semana Santa

Si nada de lo anterior te convence y odias marzo a pesar de todo, ¡tienes dos días para descansar y olvidarte de él!