El verano empieza a irse, pero los kilos de más que a veces dejan los excesos no lo hacen tan fácilmente. Esa grasa que se acumula en distintas partes de tu cuerpo causa un problema estético, pero los riesgos asociados a la salud son incluso peores. Sin duda, dependerá de tu edad y contextura física, pero hay ciertas zonas donde la acumulación de tejido adiposo resulta más peligrosa. En este artículo las conoceremos y hablaremos de algunas soluciones:

 

Abdomen y espalda

Así es, ese rollito regalón no solo puede arruinar tu look, también puede significar que estás acumulando grasa visceral, que es muy peligrosa para los órganos internos. SI no tomas cartas en el asunto podrías desarrollar enfermedades como diabetes tipo 2, hipertensión e hipercolesterolemia.

 

Cintura

La grasa que se acomoda en nuestra cintura normalmente es subcutánea, es decir, se instala bajo las capas de la piel, por lo que implica menos riesgos para la salud que la grasa del abdomen. Pero no es completamente inofensiva, puede derivar en afecciones como apnea del sueño o artrosis.

 

Parte superior de los brazos

Si la grasa se instala en nuestros brazos, específicamente en la parte superior, se trata de la acumulación de triglicéridos en células de tejido no adiposo y puede producir serios problemas de metabolismo, que derivan en patologías como la diabetes o la hipertensión.

 

En todo el cuerpo

En términos generales, la grasa acumulada se traduce en un esfuerzo mayor para desplazar más peso, con las consecuencias que conlleva para el corazón como para el organismo en general: dolor en articulaciones y disminución de la energía.

 

Para evitar estas complicaciones y mantenerte sana y en forma, es fundamental llevar una vida sana bajo la vieja fórmula de dieta y ejercicio. Pero como nunca viene mal una mano de ayuda a la naturaleza, te contamos que la tecnología ha hecho sus avances en el área de la estética y te presentamos distintos tratamientos enfocados en la eliminación de grasa localizada.

 

 

Cavitación:

Este tratamiento es súper práctico para quienes necesiten combatir esa grasa localizada y rebelde que no se va con dietas o ejercicios, y además ayuda a reducir la celulitis y el volumen corporal. Consiste en la aplicación de ultrasonidos de baja frecuencia que permiten formar microburbujas de energía. Estas son capaces de romper la membrana de la grasa, sin dañar su estructura. Posteriormente, la grasa se  transforma en líquido y se elimina a través del sistema linfático y luego mediante la orina. Los resultados son rápidos y muy efectivos, de hecho se puede perder alrededor de dos a tres centímetros desde la primera sesión.

 

Lipoláser:

Considerado uno de los procedimientos más benéficos para el cuerpo, el lipoláser estimula la liberación natural de los excesos de grasa sin destruir ni alterar estructuralmente tanto el tejido adiposo como los demás tejidos adyacentes. Se trata de una técnica no invasiva que permite realizar procedimientos para eliminación de grasa, modelamiento corporal y reducción de celulitis, basado en la aplicación de energía laser de manera segura e indolora a longitudes de onda y potencias muy precisas.

 

Lipomax

El shock reductivo Lipomax combina varios tratamientos en una sola sesión, tiempo en el que promete reducir hasta 10 cm en abdomen completo. Recibirás los siguientes tratamientos corporales:

 

- Cavitación.

-Termolipólisis: Aplicación de calor que actúa sobre el metabolismo, estimulando la combustión de grasas. Limpia el organismo a través del sudor generado y reduce medidas corporales.

- Drenaje linfático: Masaje que ayuda a reducir la grasa localizada, elimina la celulitis y reduce la retención de líquidos, a través de una presión manual que elimina las toxinas.

- Crioterapia: Consiste en la aplicación de criogel en las zonas a tratar para reafirmar la piel, recuperando tono y flexibilidad.

- Plataforma vibratoria: Las vibraciones que genera permite un mejoramiento en la circulación sanguínea, haciendo que los músculos se tonifiquen y reafirmen.

 

Liposucción Ultrasónica MedContour

La Liposucción Ultrasónica Med Contour también es un tratamiento pensado para reducir la grasa localizada en en abdomen, que actúa mediante la actividad cruzada de dos módulos de ultrasonido a baja frecuencia, concentrando su actividad exclusivamente en el área a tratar. Mediante la tecnología vacuum, una pieza de mano especialmente diseñada, levanta el tejido adiposo para que la acción de los ultrasonidos se concentre en el abdomen. La oscilación provoca microburbujas (o cavidad) que explotan dentro de la masa grasa y los adipocitos, fluidificando la grasa y favoreciendo su salida. Los resultados están garantizados y perderás, en abdomen completo, hasta 20 cm en una sesión.